Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas con la etiqueta comunión de los santos

El ejemplo de san Josemaría en confinamiento

Al final del sermón del monte, san Mateo presenta una serie de enseñanzas de Jesús sobre la vida cristiana (Mt 7, 6.12-14): Todo lo que queráis que haga la gente con vosotros, hacedlo vosotros con ella; pues esta es la Ley y los Profetas. Es la conocida “regla de oro” del comportamiento humano: obrar con los demás como desearíamos que ellos obraran con nosotros. Es una máxima conocida en todas las culturas. Ahora bien, ¿qué tiene de particular en labios de Jesucristo? –el modo de llevarla a la práctica: Entrad por la puerta estrecha. Porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos. ¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos. La puerta estrecha. No es un simple manual de convivencia, sino una invitación a seguir al Maestro por el camino que conduce al Calvario, para morir con Él en la cruz a través de los pequeños sacrificios de la vida cotidiana. A lo largo de veinte siglos, millones …

Hijo pródigo y comunión de los santos

Estamos viviendo unos días muy especiales en el catolicismo. Como decía Benedicto XVI en su última audiencia general,  la Iglesia no es una institución humana, pues la guía Jesucristo ―el Buen Pastor―. Hablando de la compañía de tantas personas durante su pontificado, decía el Papa emérito: «Aquí se puede tocar con la mano qué es la Iglesia: no una organización, una asociación con fines religiosos o humanitarios, sino un cuerpo vivo, una comunión de hermanos y hermanas en el Cuerpo de Jesucristo, que nos une a todos».  Se nota la realidad de las palabras que pronunciamos cada domingo en el Credo: Creo en la comunión de los santos.
Son días de oración. Este domingo, los cardenales estarán en sus iglesias romanas, invitando a los fieles a orar. Y han agradecido la iniciativa virtual de adopción a cada uno de ellos por parte de los fieles internautas. Porque se trata de una realidad espiritual. Es lo que explica la visión sobrenatural de los santos. Por ejemplo, se cuenta que san Josemarí…