Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2013

La Transfiguración

En este segundo de Cuaresma, cuando el Santo Padre acaba de terminar su retiro espiritual, contemplamos el misterio de la Transfiguración:
http://argumentaciones.blogspot.com/2010/02/la-transfiguracion.html

Las tentaciones de Cristo

Para este primer domingo de Cuaresma podemos considerar tres homilías sobre las tentaciones del Señor:

Las tentaciones de Jesús:
http://t.co/7p1RetZl

Primer domingo de Cuaresma: http://t.co/sCMkcjco


Cuaresma, horizontes de gracia:
http://t.co/CXH67pug

Mar adentro

Celebramos hoy el quinto domingo del tiempo ordinario. Seguimos considerando los inicios del Evangelio de San Lucas. Al comienzo, narra los inicios del apostolado del Señor en Galilea: el anuncio del cumplimiento de las Escrituras en la sinagoga, la predicación –el Discurso del Llano y las Parábolas del Reino- que confirma con milagros. Desde muy temprano en su narración, Lucas presenta la elección de los discípulos, como veremos hoy (5,1-11).
Estaba Jesús junto al lago de Genesaret y la multitud se agolpaba a su alrededor para oír la palabra de Dios. «Vamos a acompañar a Cristo en esta pesca divina. Jesús está junto al lago de Genesaret y las gentes se agolpan a su alrededor, ansiosas de escuchar la palabra de Dios. ¡Como hoy! ¿No lo veis? Están deseando oír el mensaje de Dios, aunque externamente lo disimulen. Quizá algunos han olvidado la doctrina de Cristo; otros -sin culpa de su parte- no la aprendieron nunca, y piensan en la religión como en algo extraño. Pero, convenceos de una …

Las bodas de Caná

El tiempo ordinario comienza rememorando el Bautismo del Señor y, el siguiente domingo, las bodas de Caná. Es una costumbre muy antigua relacionar estas dos manifestaciones de Jesús con la Epifanía, para celebrar la autorrevelación del Señor a todas las naciones. El segundo domingo del tiempo ordinario considera el primer milagro de Jesús: Al tercer día se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y estaba allí la madre de Jesús. Tradicionalmente se considera que Jesús, con su presencia en estas bodas, eleva al nivel de sacramento la unión natural del hombre y la mujer instituida por Dios en las primeras páginas del Génesis.
También fueron invitados a la boda Jesús y sus discípulos. Acaban de empezar a seguirlo, apenas están conociéndolo. Suponen que es un grande, pues Juan Bautista ―maestro de algunos de ellos― les había dicho que era el Cordero de Dios. Desde entonces empezaron a ir detrás de Él, pero con las lógicas dudas de los comienzos.
La fiesta hierbe en el alboroto de la alegr…