Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas con la etiqueta Mateo 14;22-33

Jesús camina sobre las aguas

En el capítulo 14 del evangelio de Mateo se narra cómo, después de la muerte de Juan el Bautista, Jesús trató de apartarse en un lugar desierto. Sin embargo, la gente se dio cuenta y una gran multitud le siguió hasta forzar el corazón de Jesús a realizar la primera multiplicación de los panes (cf. Mt 14,22-33).
Enseguida Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y después de despedir a la gente subió al monte a solas para orar. El Maestro nos da ejemplo de priorizar la oración, la vida interior, el trato con su Padre. Es fácil imaginarse que, en aquella noche, Jesús pediría por sus discípulos, encomendaría los frutos de la lección que tenía previsto darles poco más tarde. Pero en su diálogo con el Padre no solo estarían los Doce, sino también todos aquellos que escucharían esas enseñanzas a lo largo de la historia, como tú y yo. El Señor nos da ejemplo de cómo ha de ser nuestra vida de apóstoles, fund…

Jesús camina sobre las aguas

En el capítulo sexto de Marcos aparece una de las multiplicaciones milagrosas del pan, símbolo de la futura institución de la Eucaristía. Inmediatamente después, el discípulo de Pedro pone a nuestra consideración otra escena milagrosa de Jesús, para manifestar su naturaleza divina:“Y enseguida mandó a sus discípulos que subieran a la barca y que se adelantaran a la otra orilla junto a Betsaida, mientras él despedía a la multitud”. Los apóstoles obedecen a lo que el Señor les manda. Ya saben quién es su Maestro, que da de comer a las multitudes, que cumple la profecía de Ezequías: Él mismo es el pastor, que guía y alimenta a su pueblo. Ya han aprendido a obedecer, y no ponen obstáculos. Podrían preguntar: ¿cómo llegarás Tú? ¿No será mejor si dejamos una barca, con dos de los nuestros para esperarte? Enséñanos, Señor, a obedecer prontamente como estos apóstoles, sin poner trabas, confiando en la fuerza eficaz de tu palabra. Y después de despedirlos, se retiró al monte a orar.Oración, fuen…